23 febrero 2006

Ven...

Envuelve tu recuerdo para mi,
cubre mi abandono
con la suave tela de tu imagen,
y con el negro terciopelo
de tus caricias improbables.

Ven conmigo
bailando entre las velas,
a beber de mi sangre
a vaciar todas mis penas.

Lléname poco a poco
de sonrisas hechizadas,
desnuda mi pecho sin vida
para desangar mi delirio
con tu belleza afilada.

Ven conmigo
bailando entre las velas,
dale amor a mi castillo
sé por siempre mi princesa.

Termina la agonía
de vivir sin tu presencia,
vida oscura de esperanza
adentrándote en el bosque
de mi soledad eterna.

Ven conmigo, ven conmigo,
Sé por siempre mi princesa...

14 comentarios:

Talina dijo...

aaaaaaawwwww

Claudia dijo...

El placer del desamor
el mejor aliciente
para los amantes,
masoquistas per se.
Agonía de no volver a tenerte, a sufrirte.
El bosque solitario trina
en compañía de los solitarios.

El gozo de solamente pensarte:
melancolía adelantada.

Selara Majere dijo...

que hermoso, como siempre haces que lso demas quedemso ala latura del betu. cuanta belleza.

y, ne recordaste algoq ue tengo pendiente.

Leydhen dijo...

Es un poema hermoso, tiene un ritmo que te encoge el corazón y te hace sentir la angustía por no tener al ser amado en brazos, el anhelo del amante en la distancia ...

Pero...

Pero cada vez que mencionas a la "princesa" es como si cortases los hilos y nos dejases caer. personalmente creo que banaliza el resto del poema, le resta brillo y lo hace parecer un poema desmañado.

Pero... pero la poesía es subjetiva tanto para quien la escribe como para quien la lee, y probablemente tú veas en esa palabra mucho más de lo que mi corta visión me permite.

Y aún así... es un poema hermoso

Pech dijo...

:) hermano
me gusta como escribes
un abrazo

Korkuss dijo...

Seguro te oyes más tierna haciéndo ese ruidito que escribiéndolo Talina, gracias :)

Gracias por compartir Claudia, realmente es un texto digno de leer.

Leyd... gracias, creo... quizá al final del día resulto ser un adolescente quejumbroso, pero la princesa ausente siempre será una figura angular en mis suspiros, lamento si esto te molesta.

Gracias Sel, jejeje, como siempre exageras un poco :P

Pech, gracias man, pa' que veas que no soy taaaan analfabestia...

Pagana dijo...

Exquisito y oscuro... Digno de usted.
Le dejo mis saludos flotando en la oscuridad.

Pagana dijo...

Caballero, cuando tenga tiempo y ganas pase por Parte, lo invito con unos mates.

Korkuss dijo...

Será un placer Milady, siempre lo es... llevo algo yo? n_n

Skeletona dijo...

"Termina la agonía
de vivir sin tu presencia,
vida oscura de esperanza
adentrándote en el bosque
de mi soledad eterna."

Quizá el verso que más me ha gustado.
Sobre este "mismo tema" te recomiendo que leas (y disfrutes) de la leyenda "El rayo de luna" de Gustavo Adolfo Bècquer, sin duda el verso citado me recuerda a este relato.

Un abrazo
:)

MacVamp dijo...

Ainss, esa melancolía, una buena dosis nunca hace daño, jejeje.

Felicitaciones, es un texto sin adornos baratos, preciso y conciso. Me ha encantado.

Un abrazo, mi niño.

Korkuss dijo...

Gracias Skeletona, sabes que me encanta tenerte por aquí.

Mac, así es, la melancolía en dosis no es nada, nada mala. Muchas gracias por la inmerecida flor. Beso

Perséfone dijo...

el problema de la alusión a la amada con la palabra "princesa" estaría quizá a que suena a clisé, a lugar común, y perdón pero sí suena algo cursi... quizá si lo acompañaras con otros adjetivos...
tiene partes rescatables, aunque abundan las frases que lo hacen un trivial poema de amor, no muy diferente al estilo romántico-cursi nunca bien superado jamás... para poesía amorosa que es amorosa aunque superando ya en buena medida lo cursi, leete a pedro salinas: La voz a ti debida o Razón de amor... chao

Korkuss dijo...

Qué se le va a hacer? Uno nace cursi y rtillado je, je, je.

Bienvenida Perséfone, ojalá no sea la última vez. Gracias por los comentarios y gracias mil por las recomendaciones, veré si le puedo echar la garra encima.

Saludos