18 enero 2007

Sábado Distrito Federal...

Recibí este texto en uno de esos mails de oficina que rondan de vez en diario. Normalmente no presto mucha atención, pero me parece que este "chiste" vale mucho la pena, especialmente por su valor anecdótico. Definitivamente, como México no hay dos.

...

APRENDA A LLAMAR A LA POLICÍA EN MÉXICO

Yo tengo el sueño muy liviano, y en una de esas noches noté que había alguien andando sigilosamente por el jardín de la casa. Me levanté silenciosamente y me quedé siguiendo los leves ruidos que venían de afuera, hasta ver una silueta pasando por la ventana del baño.

Como mi casa es muy segura, con rejas en las ventanas y trancas internas en las puertas, no me preocupé demasiado, pero estaba claro que no iba a dejar al ladrón ahí, contemplándolo tranquilamente. Llamé a la policía e informé la situación y di mi dirección. Me preguntaron si el ladrón estaba armado; de qué calibre era el arma, si estaba solo o si ya estaba dentro de la casa. Aclaré que no y que de las características del arma no sabía nada, Me dijeron que no había ningún patrullero para ayudar, pero que iban a mandar a alguien en el momento que fuera posible... Que si pasaba algo ¡¡¡¡volviera a llamar!!!!

Un minuto después llamé nuevamente y dije con voz calmada:

"Hola, hace un rato llamé porque había alguien en mi jardín. No hay necesidad de que se apuren. Yo ya maté al tipo con un tiro de escopeta calibre 12, que tengo guardada para estas situaciones. Y el tiro se lo pegué en la cabeza; le volé la cabeza y ahora sus sesos están regados por el jardín".

Pasados menos de tres minutos, había en mi calle 5 patrulleros de la Policía Federal Preventiva, un helicóptero de la PGR, una unidad de bomberos, el ministerio público, 2 patrullas de la AFI, un equipo de reporteros de Televisión, fotógrafos y un grupo de los derechos humanos, que no se perderían esto por nada del mundo. Ellos agarraron al ladrón in fraganti, quien estaba mirando todo con cara de asombro. Tal vez él ladrón pensó que era la casa del Jefe de Policía.

En medio del tumulto, un Oficial se aproximó y me dijo: "Creí que había dicho que había matado al ladrón", a lo que contesté: "Creí que me habían dicho que no había nadie disponible." ¡¡¡¡¡ Viva MÉXICO, chingado!!!!!

...

Evidentemente es una broma, pero lo malo del caso es que no dudaría que eso pase en esta cuidad. Ojalá que las cosas vayan cambiando. Espero que hayan disfrutado del breve receso humorístico.

Bueno, cuídense bien y pórtense mal.

8 comentarios:

The GriFter dijo...

a huevo falta el aprenda a pedirle UN MESERO ,Y APRENDA A PEDIR ALGUN DATO BANCARIO

Talina dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJJAAAJAJAJJA!!!!!!!!!!


qué bonito *sniff*

Selara Majere dijo...

Tu si sabes que le mismo chiste me lo mando mi padre y la cuidad era NY?

creo que todo el mundo piensa mal de su ciudad.

Korkuss dijo...

Grifter: Bueno, y qué me dices del arte de pedir direcciones, o peor, de encontrarlas. Las reglas de socialización en el metro, las normas de seguridad taqueras y taaaantas más.

Talina: Jejejeje. Becho

Sel: Eso es porque los gringos son unos copiones!! Ji ji. Viva México!!!

Shahrzad dijo...

hi there,

lol...that was very nice.
Wish you not to see a thief around...hahaha

Shahrzad

Ariel dijo...

Jajajaja la verdad es que se quejan de la ciudad de Mexico y su seguridad

Yo tengo muy buenas experiencias de la ciudad a cualquier hora de la noche, con carro, sin el, en lugares "nice" y lugares "feos" y la sigo amando :), claro se cuidarme muy bien ;)


Saludos :)

Pagana dijo...

Je! no lo dudo ni un poquito!
Es más, creo que es aplicable a El Pinar...

Beso, caballero...

Korkuss dijo...

Shahrzad: I hope so too, lol.

Ariel: Me alegra mucho. Aún así el texto no deja de ser una buena sátira je.

Pagana: Cómo se dice aquí, "en todos lados se cuecen habas". Beso y espero que la luna haya servido.