01 diciembre 2008

Clap, clap, clap...

Es difícil decir con exactitud cuánto tiempo ha pasado.

Años, tristemente.

Me cuesta poner en palabras el sacrificio, las horas invertidas, la gran complicación que ha sido mediar todos los preparativos con las faenas cotidianas. El tiempo escaso y el ánimo que a veces se quebranta más de lo debido.

No podría hablar de los desvelos, la inseguridad, las heridas. Tampoco podría precisar las ganas, las dudas y los lugares increíbles de los que sale la motivación. Quedan sin mencionar también los enormes abismos que tuvieron que cruzarse, las inútiles y viejas rencillas olvidadas.

Aparentemente, no puedo hablar de muchas cosas pero es que, después del estruendo que alimentó mi espíritu, del relámpago súbito que me inundó por completo después de tanto tiempo; después de esa gloriosa sensación, sólo hay una cosa que me siento capaz de decir mirando al cielo…

Gracias… de verdad muchas gracias.


8 comentarios:

Pech dijo...

Gracias las del chango...

No dé las gracias por algo que se tiene bien merecido.

Un abrazo desde acá y muchas felicidades, se las merece.

Nerites dijo...

Así es, te mereces todos esos aplausos y más.

You broke a leg and brake all others!

:-D

Selara Majere dijo...

estoy segura que fue merecido :D

un abrazo

Akeru dijo...

De nada ;-P, je je je.

Besos

Anónimo dijo...

muchas felicidades!
se siente muy bien poder volver a hacer algo que a uno le gusta y ver la satisfaccion de la gente, en verdad felicidades por la obra :)
y aunque no he podido pasarme por Donceles, espero ir antes de que termine la temporada para disfrutar una buena pastorela.

si, ya tengo 2 meses algo leyendo este blog, hasta qye me quite la pena de maría y me decidi a postear jajaja

saludos!

http://tranoid.net/blog
xeph!

Yorch Robles UNLTD. dijo...

Se lo merece colega... un abrazo!!!

Morna dijo...

Las gracias son mutuas, muchas felicidades mi estimado y querido amigo.

Sigue siendo tú, muchos besos.

Korkuss dijo...

Los quiero mucho amigos. De verdad...