25 septiembre 2006

Devil with a blue dress on...

Es sorprendente cómo se puede encontrar razones para meditar en los pretextos más superficiales; ayer en la noche fui a ver una peli de lo más dominguera, ya saben, la típica comedia ligera hollywoodense, pero hubo algo en la manera de tratar su muy predecible trama que me dejó pensando y reflexionando por un rato.

"The Devil wears Prada" estelarizada por Meryl Streep y Anne Hathaway es la clásica comedia de autosuperación en la que una chica de lo más común y tirándole a fodonga (Hathaway) se ve forzada a trabajar como la segunda asistente de la despiadada, elegante y exigente editora en jefe de la revista de modas más importante del país (Streep) todo en pos de alcanzar su sueño de ser una gran periodista.

Una vez rebasado este punto no hay gran ciencia, la trama aunque predecible es muy amena y ágil, la foto y dirección son bastante normales; Anne Hathaway sale preciosa como siempre y la señora Streep deja muy claro que no necesita gran cosa para demostrar lo excelente actriz que es. En general una buena recomendación de domingo.

Pero en general el punto no era ese.

Lo que me parece importante destacar, es cómo aborda directamente el tema del "workoholico" y esto fue lo que me dejó pensando laaaargo rato... ¿Qué tanto de tu vida personal estás dispuesto a sacrificar con tal de ser exitoso en tu carrera?

Este es un tema muy "insightful" para muchos de nosotros, o al menos lo es para mí; particularmente en este mundo acelerado en el que parece ser necesario entregarte en cuerpo y alma a tu profesión para de verdad alcanzar niveles de éxito aplaudibles.

Ahora, aquí el tema delicado es que, no es tan fácil como salir del cine diciendo "claro, no voy a dejar que mi vida profesional me aprisione", porque creo que también es bien válido preguntarse "¿De verdad estoy esforzándome lo suficiente? ¿No debería sacrificar un poquito más?", y no sólo me refiero a horas-oficina, si no en verdad a sentir que estás dando ese 100% que sinceramente no todos los días das.

Aquí el tema es muy abierto y supongo que no hay posturas erróneas, sólo prioridades diferentes; aún así quería compartir con ustedes esta reflexión que una movie tan simple sembró en mi cabeza durante horas. Más allá de eso la peli es una buena opción mientras se estrena algo más interesante en el cine.

¿En resumen?

¡Al diablo con la vida personal! Mejor trabaja con tus amigos y así matas dos pájaros de un sólo tiro je, je, je.

Que tengan un gran inicio de semana.

18 comentarios:

The GriFter dijo...

si lo dicho ,yo estoy mejor asi,sin dormir,comiendo mal,y aun mejor medicvierto un monton con lo k hago,jajajaaj esos churros ultimamente nos estan enseniando mucho los domingos jajaajajaaja

ATEI dijo...

Solo para enriquecer un poquito, y para aquellos que se quieran sentir mas cultos, la pelicula esta basada en uno de esos best sellers del New York Times de por ahi del 2004. Escrita por el novelista Lauren Weisberger, se puede conseguir cualquiera de sus dos portadas en amason.com por alrededor de unos $12 dolares.

tbanchs dijo...

Lo confieso, soy adicta al trabajo.

iliana dijo...

¿Sacrificar mi vida personal por mi trabajo? Pues yo nunca he creido en esto. Si es para hacerlo por la empresa no lo creo, si es para hacerlo por mí, pues igual, pero la verdad como lo que yo sueño no implica mi trabajo laboral, el de 9 hrs. de 9-6 de la tarde. Suena mediocre, lo sé, pero lo mío está en otra parte. En escribir, y lo peor es que tampoco lo hago. Tu post me dejó pensando... Gulp.

Selara Majere dijo...

yo es que como no entiendo lo de "nivel aplaudible" ni pienso molestarme, me parece aplaudible alguine que se ata a un arbol para salvarlo, me aprece aplaudible alguien que lo da todo por otros, pero un workaholic, es uan demostracion de egocentrismo demasiado grande, al menso uno standard, yo procuro que mi ego no crezca tanto. Aunque admito que los proyectos con amigos si que enganchan :D, no creo que jamas me de tanta importancia como para dedicarme solo a mi carrera.

Mandarina girl dijo...

odio oido oido vivir en MExico d enuevo porque las pelis llegan mil años después, por suerte vi esa peli cuando salió allá en los esteits (en los que tambien odiaba vivir pero por razones de mucho más peso) y a pesar de que si me quedé pensando que que gacho estaba eso de vivir para trabajar estaba verde de envidia con toda la ropa en la peli, mi amiga Laur ay yo no hicimos otra cosa durante la pelicula que mordernos los labios cada que salia algo que nos gustaba y señalarlo.... hay que ver que soy vanal

Korkuss dijo...

Grifter: Sí eh! Uno encuentra sabiduría en todos lados! Canonicen a Samuel L. Jackson!!!!!

Atei: Buen dato, nunca están de más. Un abrazo.

Tbanchs: Mientras te apasione no le veo nada de malo. Además, tu adicción a escribir me parece muy productiva.

Iliana: Creo que ese es el punto, no es ser adicto a cualquier trabajo, si no a aquel que te apasiona. Me alegra si te srvió la reflexión. Si te gusta escribir sería buena idea hacerlo, estoy seguro que saldrá algo bueno para ti.

Sel: No sé, a mí me parece tan aplaudible el que se amarra al árbol como aquel que deja la piel en lo que hace, aquel que se atrevió a hacer algo que parecía imposible, aquel que fue capaz de llegar de cero, con la marea en contra y aún así levantarse sobre las adversidades. Supongo que depende de que te apasione lo que haces. Eso sí, muy de acuerdo, no cualquier workoholico es así, de hecho son pocos.

Mandarina: Jejeje, sí, suena lógico; la verdad es que la selección de vestuario está súper buena. Lo que sí, yo también me mordía los labios, pero cada vez que aparecía Anne Hathaway, está preciosa, jeje. Beso

The GriFter dijo...

vamos a salir con shine veras

Shahrzad dijo...

hi there,

Great to see an English title at least here...lol....that's the only thing I got it here....lol..
Thank you for that!*wink*

Outsider dijo...

K:

Los niveles aplaudibles no se alcanzan únicamente a través de la matadez y la machetería. Es más fácil conseguirlo a través del talento. Claro, siempre hay que sacrificar un poquito y dedicarle un extra a lo que hacemos, hay que saber cuándo y qué tanto.

"Elige bien tu vocación, y no trabajarás un sólo día de tu vida."

En verdad me gustaría saber cuál fue tu conclusión.

S
el: I like your comments. :)

Ariel dijo...

Ya llego el tour de cine frances :D jajaja

Aun no la veo tengo ganas de pasar un buen rato jeje asi que espero que este divertida.

Me gusto esa opcion jejeje de trabajar con tus amigos :D, la verdad es que mucha gente mide su exito o fracaso en la vida de acuerdo a trabajo y dinero mas que a cosas personales, que tanto es bueno o malo si deja un rato para reflexionar.

Selara Majere dijo...

Menos mal que tu siemrpe me entiendes :D pues eso, gracia spro la traduccion.

Selara Majere dijo...

Outsider: i like your comment too, I cuanta razon tiene ese dicho, cuando haces lo que amas, no trabajas, solo sueñas y disfrutas cada gota de sudor :D

Leydhen dijo...

No sé.. En mi "trabajo" es evidente que ni tengo talento ni pongo toda la carne en el asador. Y respecto a lo que me gusta... llevo dos meses sin poder sacarme una sola frase, ni buena ni mala...

Creo que he perdido el "ángel"

alejandradesabato dijo...

ah! la realización profesional es importante, mucho...pero el equilibrio EXISTE!!!!...
UNA MIRADA ATENTA EN LA VIDA...

Korkuss dijo...

Grifter: Sho lo séeeee!!! El segundo secreto después d etrabajar con los amigos, es tener amigos tan talentosos como tú! (Voz de tlacuache)

Shahrzad: Hahahaha, mmmm ok, I'll post something in english soon. Specially for my favorite jumping tower

Outsider: De acuerdísimo; precisamente por eso decía en una respuesta que no se trata sólo de hora-oficina, ni de estar de machetero; sólo no hay que olvidar que el talento no sirve de mucho si no hay constancia, dedicación y entrega. Si de frases se trata, no olvidemos aquello del "10% inspiraión, 90% traspiraión".

Ariel: Sí! Quiero verlo, aunque me llamaban más las pelis del año pasado. En fin, siempre e sbueno reflexionar no?

Leyd: Mmmm, y por qué no pegarle duro a la vida mientras aparece ese ángel? No te preocupes niña, sólo son etapas, a mi me parece que eres muy buena en lo que haces, tengo textos que lo respaldan...

Ale: Cierto, siempre hay que buscar el equilibrio... será que tiendo a los extremos de cuando en cuando. Una mirada atenta... sí. Beso

Outsider dijo...

I know... Al final estamos de acuerdo, y tengo muy presente eso de la constancia, dedicación y entrega pizzera.

No recuerdo si le tocó alguna clase en la universidad con un tipo llamado Miguel noséquémadres, era bastante lúcido y aportaba en las clases nunca dejaba de aportar algo, no era una lumbrera pero aportaba y le caía muy bien a los maestros. Con todo, tenía la pequeña gran desventaja de confiar demasiado en que podía resolver todo a la última hora y que le perdonarían todas las faltas por el hecho de que hacía comentarios acertados y los maestros le aventaban sus scoobygalletas. El resultado fue que voló y voló materias, le costó un huevo acabar la carrera, y a la fecha no ha hecho ni madres de su vida.

Lo pongo para ejemplificar un poco eso de lo que usted habla. ¿Talento? Quizás. ¿Dedicación y trabajo? Apenas. ¿Resultado? Todos lo podemos imaginar.

Selara Majere dijo...

Leyd, los angeles vienen y van (a menso que te refieras a mi) como te he dicho un huevo de veces...no puedes depender de ellos, solo hay uan cosa en este mundo de la que puedes depnder, TU MISMO.