23 enero 2009

RESOLUCIÓN ALADA

- Quiero extirparme el corazón.-

O al menos eso pensó con el espíritu derrumbado, mientras el traicionero gusto del último trago de Bourbon aún hacía estragos en su boca.

La oscuridad se antojaba eterna; rasgada tímidamente por el lejano brillo de una pantalla de computadora, al tiempo que el reproductor de música repetía tortuosamente aquella canción otra vez. Aquella canción.

La media luz de la sala estaba tan vacía. Tan diferente.

- O bueno- Siguió planteándose en silencio - Igual y sólo venderlo, deshacerme de él.-

Tenía las manos hechas pedazos, sangrantes. Miraba ausente las cicatrices, las marcas recientes. El manchón de sangre en la tiroleada pared blanca. Suspiró pesadamente al acariciar su lastimada piel e hizo una mueca particular; torciendo la boca y arqueando ligeramente la ceja derecha.

- Esto no puede ser bueno.-

Se levantó despacio del sillón; ese sillón. Su pecho agitado y el estómago que no paraba de dar vueltas lo llevaron brevemente a pensar en aquellas mariposas cosquilleantes que fueron ahuyentadas por este gélido huracán.

Deambuló entre las sombras, apretando los puños y la quijada. El seco crujido de su cuello retumbó en las paredes. Esa mala costumbre suya que tanto alivio le causaba.

Siguió dando vueltas alrededor de los rincones, dejando una estela de humo a su paso.

Y entonces vio un breve destello. Un brillo que se le insinuaba de reojo, escondido en uno de sus muebles. El hermoso filo de la daga maldita que le habían regalado hace tantas vidas.

Pensó en las promesas. En las oscuras posibilidades.

- Sería tan fácil.-

Pero hay cosas que nunca cambian. Recobró un poco la orgullosa postura, le dio una última fumada a su cigarro y abandonó la idea de golpe.

Se dirigió a abrir la ventana para ventilar un poco el ambiente. Ésta se deslizó con la misma agilidad de siempre, dejando entrar de golpe el inclemente frío invernal.

Una tormenta comenzaba a hacer promesas en el horizonte. Terrible, desoladora. Llena de desesperación y rabia enloquecida. De tristeza ancestral y lesiones atrasadas. Un vendaval lleno de ganas de correr, de usar máscaras de sombras y dejarse partir por un rayo de una vez.

Y fue entonces, cuando lo sorprendió la magia.

El viento le trajo un susurro. Un mensaje. Un pensamiento. Una caricia. La luna. Dos estrellas. La fragancia. Un suspiro.

Sí, venían días duros, pero sus destellantes ojos sólo podían concentrarse en el Bosque Encantado que había detrás. El precioso Bosque de todos sus cuentos.

Pasaron algunos dulces y estáticos segundos. Una peculiar sonrisa de dos letras apareció en su pecho y sus labios. Ahora sabía lo que tenía que hacer.

Se acercó a la orilla de la ventana.

Un par de hermosas y enormes alas negras se extendieron en su espalda. Abrió los brazos y se preparó para echar volar…

11 comentarios:

El otro yo de mi otro yo dijo...

Siempre la idea de escapar...

Pero a veces uno las cárceles se las lleva en el equipaje

Tal vez nada más por eso no valga la pena

Salud

Anónimo dijo...

y voló y fue libre....

me gusto mucho.
me recuerda ciertas emociones encontradas...

que tal va todo?
que este fin de semana sea de lo mejor

:) un beso

xeph
http://tranoid.net/blog

Nerites dijo...

Allí donde vueles, allí estará todo lo que venga contigo.

Aqui dentro de ti están todas las respuestas de la vida. Todas.
Tan sabio es el cuerpo que se regenera solo. Se recupera tras digerir lo bueno y desechar lo malo.

Sea que vueles o te sumerjas en el mar, ahi estaré con alas o escamas.

10 abrazos.

Morna dijo...

Un beso de regreso para el dueño de las alas negras...

Selara Majere dijo...

me encanta como desnudas tu alma desgranando plabras mágicamente.

un beso enorme

el jara dijo...

enorme oscarito...

ojalá todos pudieramos de vez en cuando poder
extender las alas y volar... siempre y cuando
ese volar sea para dejar todo atrás y no llevarlo a cuestas...

un abrazo

Satan® dijo...

Madres!! este blog si da miedo.


AD. Siga mi blog y rebaje las tallas que siempre quizo bajar.

Tito (a.k.a Alernaboy) dijo...

ajale!!!
esta bueno!!
hay continuacion?? revenge??
aftershock??
post crisis??
hehe!!

saludos maestro...como siempre posteando textos, ideas, sueños, delirios y demas situaciones interesantes!! yeah!!

pasele ahora a El Mundo Feliz de Alernaboy

Korkuss dijo...

Tú del otro tú: Escapar? No! Ir hacia adelante. Siempre adelante :)

Xeph: Me gusta tu final! Veremos si así termina este cuento!! Un beso grande.

Nerites: Significan tanto tus palabras. Te quiero amigo.

Morna: Otro de regreso :)

Sel: Puras anécdotas :)

Jara: Es la idea amigo. Volar sin cargar nada extra. Un gran abrazo y gracias.

Satan®: Gracias por la visita.

Tito: Eso está por verse jejeje.

Gabrielle dijo...

"Leerte" con todo lo que la palabra implica, siempre es tan apasionante como abrumador.

Das escalofríos Os.

**

Korkuss dijo...

Mh... Yo podría decir exactamente lo mismo Gabrielle.

Beso...

**